Tuesday, February 04, 2014

Martes de procesos. Perú es...

Hace unos días llevé un taller con Ivanke, genialísimo además de simpatiquísimo ilustrador argentino, organizado por LimaIlustra. Estuvo bien interesante, se llamaba "El portafolio de tu vida" "Ilustrando Perú". La propuesta de Ivanke era que reflexionáramos sobre nuestro trabajo como ilustradores y cómo es que uno llega a imprimirle un caracter propio a nuestro trabajo. Que se note que es tuyo y de nadie más. ¿Cómo se hace eso?

Bueno, el ejercicio empezó haciendo una serie de listas como por ejemplo, qué personas han influído en ti, qué amas, qué odias, qué elementos son identificables como Perú, qué cosa amas u odias del país. Hasta ahí parece algo sencillo o elemental pero la idea era salir del tópico.

Si uno dice Perú ¿En qué piensas? Lo más probable es que en Machu Picchu, en ceviche, en un valsecito. La propuesta era obviar eso y pensar en algo más personal o efectivamente tocar el tópico turismo, comida, bailes folclóricos, etc. pero dar el giro en la propia ilustración. No hacer una descripción gráfica, hiperrealista de las ruinas más famosas del Perú, si no, enfocarlo desde un punto de vista, ahí sí, más propio.

A mí se me ocurrieron cosas súper personales como:

- Perú es jugar Kiwi con mis primos (en el taller nadie sabía lo que era jugar Kiwi. Creo que fui la mayor de todos, ¡Plop!).

- Perú es mi abuelo regando sus orquídeas.

- Perú es pisar una semilla de eucalipto (recontra críptico, seguramente solo entendida por mí y mi familia).

- Perú es el almuerzo de domingo con la familia.

Finalmente me decidí por una mezcla entre las dos primeras opciones:

- Perú es el amor de mi abuelo por las plantas.

Como de todas formas es algo bien personal y no necesariamente entendible por todos, decidí que en la composición apareciera la vida de barrio más típica, y común a muchos peruanos o no sé, al menos común a los que crecimos jugando en la calle... cuando se podía.

Todo empezó así, con la lluvia de ideas:


Y continuó con el boceto (borrador más bien). Se puede ver a toda la chiquititud jugando en el barrio (yo crecí frente a un parque, parque Los Eucaliptos), el heladero D'onofrio tocando su bocina, la tiendita del barrio que atendía por la ventana, el típico murito, (gradas o esquina) donde te podías sentar a conversar con los amigos y la típica mototaxi, que es algo más moderno. Cuando era chica no existían pero bueno la idea es que sea un barrio peruano, no "mi barrio" necesariamente. Tampoco regaba mi abuelito sus plantas en el techo. Tenía un lindo jardín dentro de su casa, casa donde yo viví hasta las 9 años.



Y así va quedando:


Detalle:


Espero terminarlo, mmm, poco a poco. Tengo muchas novedades que me tienen más ocupadilla de lo normal. Les iré contando en las semanas que vienen.

¡Nos vemos por aquí! :)

8 comments:

Flac_k said...

Fui a Lima el año pasado, te conté?!! Y para mi Perú es DELICIOSO!!!

Sabes, de tu ilustración tengo una referencia de hace años que recibí por tv, los helados D'onofrio! Me encantó el de lúcuma, ya quiero volver!!!!

Un abrazo :)

Lidia gmail said...

Que original y bonita te está quedando.

Natura said...

Flac_K, qué bueno verte por aquí. No sabía que habías estado por acá pero por lo que cuentas veo que la pasaste muy bien. ¡Me alegra!

Un abrazo

Natura said...

Muchas gracias, Lidia :)

andrea sirota said...

¡Muy buen ejercicio! ¿Hay más ejercicios del taller de Ivanke?

Natura said...

Hola, Andrea. Solo hicimos ese ejercicio pero valió la pena porque me dio un montón de ideas. Ivanke además es un tipo muy divertido, fue un lindo taller.

Lola Azul said...

Natalí he disfrutado mucho con esta entrada. Saber lo que significa tu tierra para ti y cómo lo explicas y lo llevas a una ilustración es muy bonito. ¡¡Muchas gracias por compartirlo!!. 'Pineo' el boceto en mi pinterest con tu permiso. Un besito grande.

Natura said...

Gracias, Lola, acabo de releer el post, que ya tiene un buen tiempo y me entró la nostalgia :) Hace tiempo que no posteo nada. Creo que debería volver, ¿no? Tengo esto muy abandonado.

Un beso

PD: Claro que puedes pinearlo.